Encuentra el marco Ágil adecuado para tu proyecto IT

Ágil

3 min read

El desarrollo ágil de software es muy usado en todo el mundo y en organizaciones de todo tipo. Sin embargo, ágil no es solo eso. Con una gama tan amplia de empresas que lo han adoptado como mecanismo de entrega, ahora se han desarrollado una gran variedad de tipos, incluyendo Scrum, Scrumban y Kanban.

La pregunta para cualquier organización que desea adoptar un enfoque Ágil es: ¿cuál es el más adecuado para mí?

Coincidencia de sus necesidades con los marcos ágiles

No cometas el error común de elegir un marco simplemente porque es popular. Scrum se usa ampliamente, pero quizás no se ajuste a tu empresa. Para elegir el correcto debes tener en cuenta el tipo de problemas que quieres resolver. El marco de Cynefin puede ser útil en este sentido. Presenta un modelo cuádruple de problemas de organización. Al colocar sus problemas específicos en una de estas categorías, se obtienes una imagen más clara de lo que estás tratando, y luego puedes elegir un marco ágil para que coincida con ese tipo de problema.

Una vez que tengas claro dónde encaja tu proyecto en este modelo, es bastante simple elegir el marco Ágil apropiado. Los problemas complejos se adaptan mejor a Scrum y XP: marcos ligeros que permiten a los desarrolladores experimentar, probar y evaluar la viabilidad de sus soluciones en cada paso.

Los flujos de trabajo complicados se resuelven mejor con Lean o Kanban. Estos dos marcos son especialmente buenos para optimizar los flujos de trabajo y coordinar varios objetivos, problemas y posibles soluciones que compiten entre sí.

Para problemas más obvios, los enfoques tradicionales de desarrollo de software son suficientes, o también puedes optar por Waterfall. Cuando el camino a seguir es claro y sin complicaciones, Ágil no es realmente necesario.

Por otro lado, si estás tratando de dominar el caos, Ágil no será el más adecuado. En este tipo de problemas, los equipos de desarrollo buscan constantemente en todas direcciones posibles nuevos desafíos y requisitos. Un enfoque de flujo libre, basado en el modelo ensayo y error es la única solución, por lo que no será necesario recurrir a Ágil.

A continuación, te presentamos una mirada más detallada de los diversos marcos con sus atributos:

  • Scrum: probablemente el más conocido. Su metodología divide un proyecto en diferentes etapas o ciclos, que se describen como sprints. Al administrar cada uno de ellos, uno a la vez, el tiempo de desarrollo dedicado se maximiza, permitiendo que el equipo de desarrollo concentre sus energías en un conjunto de miniobjetivos continuos, construyéndolos hasta completar un paso a la vez.
  • Kanban: su nombre proviene de la palabra japonesa para “tablero visual” o “letrero”. Utiliza métodos visuales para desarrollar y gestionar proyectos. El tablero Kanban está dividido en columnas que representan visualmente el flujo del proceso.
  • XP: Programación extrema (XP) al igual que Scrum, ya que también divide un proyecto de desarrollo en sprints o ciclos cortos de desarrollo. El énfasis aquí está en el trabajo en equipo sobre la retroalimentación, con un impulso para el desarrollo constante y la satisfacción del cliente.
  • Crystal: este es un grupo de metodologías de desarrollo Ágil más pequeñas, en donde a cada una se le asigna un color particular (amarillo, rojo, naranja, etc.). Cada una tiene su propio conjunto de características según sus objetivos y enfoques principales, así como factores como el tamaño del equipo, la criticidad y las prioridades del proyecto.
  • Método de desarrollo de sistemas dinámicos (DSDM): proporciona una estructura integral para el desarrollo de software, estandarizando los procesos de desarrollo y entrega para lograr la máxima calidad y satisfacción del cliente. Ayuda a los equipos a crear un plan, ejecutar, administrar y escalar el procedimiento del proyecto en el que están trabajando.
  • Desarrollo basado en funcionalidades (FDD): divide los proyectos de desarrollo según funcionalidades específicas. El equipo comienza creando un plan general del proyecto, luego lo reduce para enfocarse en un factor a la vez. Se planifica cada característica y se crea diseños de acuerdo a sus particularidades individuales para luego construir pieza por pieza. Con este enfoque gradual, un equipo de desarrollo puede impulsar un proyecto de forma incremental y a un ritmo constante.
  • Lean: esta popular metodología se basa en siete principios:
    • Descartar lo innecesario.
    • Centrarse en el desarrollo de calidad.
    • Creación de conocimiento.
    • Aplazar los compromisos (es decir, no comprometerse con ningún objetivo o plazo hasta que tenga una comprensión completa de lo que se requiere y lo que se puede entregar).
    • Entregar puntualmente.
    • Respetar al equipo.
    • Optimizar el conjunto en su totalidad.
  • Scaled Agile Framework (SAFe): implica un conjunto de patrones organizacionales para implementar prácticas Ágil a nivel empresarial. Es un marco relativamente ligero que aún mantiene la toma de decisiones centralizada.

Deje que Giga IT te guíe a través del proceso de desarrollo de software

En Giga IT , dominamos todos los enfoques necesarios. Podemos abordar el desarrollo de software con un enfoque tradicional o en cascada, o podemos pasar al modo Ágil para proyectos más complejos. Trabajamos en estrecha colaboración con nuestros clientes para evaluar sus necesidades de desarrollo de software y luego elegir e implementar la solución más adecuada. Independientemente de los objetivos de desarrollo de software que puedas tener, nuestros equipos dedicados de Ágil te ayudarán a cumplirlos.

Contáctanos hoy y cuéntanos sobre tu proyecto. Rápidamente tendremos el equipo idóneo y el marco ágil adecuado para resolver problemas de manera innovadora, efectiva y a tiempo.

0 Comments

Related Posts